Archivos de la categoría ‘Publicidad’

¿Orgullo patrio o chovinismo rancio? ¿Marca España o corporativismo barato? ¿Optimismo antropológico o un punto de vista diferente a la hora de afrontar la crisis? Supongo que es una cuestión de enfoque, pero la campaña que ha lanzado una empresa auditora que proporciona servicios de asesoramiento fiscal y financiero y que enfrenta en un vídeo noticias positivas sobre España con el paro, la deuda o la prima de riesgo ha conseguido más de medio millón de reproducciones en Youtube en un par de semanas y ha circulado por las redes sociales con un gran efecto viral.

Detrás de una gran realización y una propuesta tramposa, surgen preguntas interesantes sobre el papel de los medios de comunicación en una situación económica extrema y sobre la montaña de desgracias que parece que asola a nuestro país y que desborda la agenda mediática. ¿De qué hablábamos cuando supuestamente  todo iba bien? ¿Afrontamos los problemas con seriedad y altura de miras o nos quedamos en la superficie y nos vemos arrollados por un buenismo poco saludable?

Contaba David Trueba hace unos días que en España lo que más abunda son los prostíbulos, y remataba con mucha gracia que la vocación para trabajar en ese sector solía llegar tarde. Insistía en que cualquier otra profesión y cualquier otro negocio que pretendamos sacar adelante en territorio nacional se encuentra con grandes dificultades. Unas trabas que, en la mayor parte de las situaciones, nos invitan a abandonar. Hay que ser realistas.

No podemos engañarlos, de acuerdo, pero de ahí a caer en el derrotismo y a bajar la cabeza hay un trecho que no deberíamos recorrer. Muchos ciudadanos han renunciado a informarse. Hay estudios, incluso, que así lo demuestran. Es común escuchar, más aún si te dedicas al periodismo, a personas que confiesan que no quieren leer los periódicos, ni ver los informativos de televisión o escuchar los de la radio porque solo dan malas noticias.

O peor aún. Buenas noticias que afrontamos desde su vertiente más negativa. La malaria es una enfermedad que mata cada año a más de 655.000 personas, la mayoría de ellas niños africanos menores de cinco años. Un equipo investigador dirigido por el español Pedro Alonso está logrando avances importantes para desarrollar una vacuna que podría proteger a un porcentaje relevante de los casos estudiados. Los resultados no son definitivos y arrojan algunas dudas sobre su eficacia. Contagiados por el pesimismo reinante, algunos ya hablan de tirar la toalla. ¿Estamos locos?

Artículo publicado en Vía52.

Anuncios

¡Últimas noticias! ¡Helicóptero civil descontrolado!


¡Noticia de última hora! ¡Un rayo alcanza un edificio en Estambul!

¡Está pasando! ¡Octavo atraco en una casa del distrito de Ulus!

SÉ EL PRIMERO EN ENTERARTE. CNN TURQUÍA.

Entrada patrocinada por Ideas Contadas.

Las elecciones autonómicas y municipales están muy cerca y  esta circunstancia se deja notar en el ambiente. Muchos ya se preparan para una mudanza de despacho. Otros harán todo lo que esté en sus manos para mantener el puesto.

¿Todo esto a qué viene? Pues aunque estoy bromeando,  la idea me ha venido a la cabeza con una escena que pude presenciar este pasado viernes en Santander, aunque podría estar pasando en estos momentos en cualquier pueblecito de España.

Pongámonos en situación. Unos operarios muy preparados, con su uniforme y todo, trabajando a destajo. Cargan con mucho afán unos recipientes del tamaño de un contenedor de basura, herméticos, de metal, que sacan de un organismo público en dirección a un vehículo de gran tamaño.

En los contenedores sólo se puede leer lo siguiente: “Destruimos datos, generamos confianza“.

No me negaréis que el eslogan merece la pena. Muchos creativos publicitarios pagarían por tener una idea tan brillante. Destruimos datos, generamos confianza. Impecable.

Yo, lógicamente, tiré de lo que tenía a mano para apuntar esa maravilla, que sonaba en mi cabeza como poesía de la buena. Tengo memoria de pez y no podía dejar escapar la ocasión. Apunté el eslogan en el móvil, junto al nombre de la empresa a la que representaban esos trabajadores: DCD.

Una búsqueda rápida en San Google me saca de dudas. DCD son las siglas de Destrucción Confidencial de Documentos S.A. ¡Esto cada vez tiene mejor pinta!

En la web de este negocio, tan lucrativo además en los tiempos que corren, explican su filosofía.

Olvídese de sanciones legales. Olvídese de problemas de filtraciones de información. Olvídese de tener que destruir usted mismo la documentación obsoleta. Olvídese de buscar espacio para guardar material antiguo. Olvídese de invertir mucho tiempo y dinero en todo ello.

Tan sólo ha de recordar que en DCD le ofrecemos toda la tecnología, la logística, la experiencia y la capacidad para deshacernos de la documentación confidencial de su empresa. Sea cual sea su formato. Apueste por una empresa externa en destrucción documental. Apueste por DCD, la mejor solución, con toda seguridad.

Magnífico. Eso es tener claro un negocio. Saber aprovechar la oportunidad e invertir en un sector al alza. La protección de datos está de moda. La destrucción de documentos, también. Manos a la obra.

Ilumina tu país

Publicado: 25 diciembre, 2010 en Deporte, Publicidad
Etiquetas:, , , , ,

Me gusta muy poco la publicidad, pero de vez en cuando te encuentras con joyas como ésta.

No encuentro mejor forma para felicitaros las navidades que con tres campeones como Rafa Nadal, Pau Gasol y Andrés Iniesta.

Lo dicho: A los que dudan. Trabaja y esfuérzate. Con humildad y con respeto. Lucha contra la oscuridad. Sé la luz que dicen que hemos perdido. Brilla, ilumina tu país.

Un mensaje que nos sirve para todos, aunque sea de Nike.  Un poco de optimismo para acabar el año.

¡Felices fiestas!

Enric González
El ‘maestro’ Enric González

La semana pasada volví a clase. Hace tres años que me licencié en Periodismo, y en este regreso a las aulas he tenido una visión muy diferente, otras ganas, una actitud distinta a la que tuve, sobre todo, durante mis años en la Universidad. O eso creo.

He notado una diferencia sustancial: Me apunté a un curso sobre diseño y comunicación empresarial por simple interés. Como ha ido cumpliendo con mis expectativas iniciales, he hecho el esfuerzo de sacrificar mis tardes para asistir y aprender conceptos interesantes que no dominaba.

Temas que no están directamente relacionados con mi trabajo, con mi profesión, pero que me han hecho pensar y hablar mucho sobre Periodismo. Al fin y al cabo, aunque no me dedico a la Publicidad, vivo de ella. Como todos los que trabajamos en un medio de comunicación.

Me he mantenido ocupado, y de esta forma he podido evitar escribir sobre anécdotas: El puro de Revilla, la muerte del ‘Pulpo Paul’ o los insultos de Arturo Pérez Reverte a Miguel Ángel Moratinos. Por ejemplo.

Enric González dice en su último libro, ‘Historias de Roma’, que cada uno es libre de dar a su vida el sentido que le apetezca. Insiste en que para él, la vida es educación, un proceso de aprendizaje. Eso sí, precisa que no habla de alcanzar algún tipo de sabiduría, sino de enterarse, dentro de lo posible, de cómo funciona el mundo.

Yo no lo hubiera dicho mejor, así que utilizo sus palabras. Un motivo más para leer este libro del que os hablo. O todos los anteriores escritos por él. O ahora, sus crónicas desde Jerusalén. Por algo es un referente, un maestro.