Posts etiquetados ‘Forges’

Una vez más, recurro a Forges. Es un visionario, qué le vamos a hacer… ¿El porqué de esta caricatura? Muy sencillo. Mañana, 14 de diciembre, el Pleno del Congreso de los Diputados votará una iniciativa de CiU que propone un paquete de medidas ante lo que califican como “problemas sociales” derivados del aumento de los desahucios y las ejecuciones hipotecarias. Entre ellas, destaca la posibilidad de que la entrega de la vivienda permita saldar la deuda.

Aunque el ministro de Fomento, José Blanco, se ha mostrado “abierto a estudiar” algunas de las propuestas de los nacionalistas catalanes, el Gobierno y el Grupo Socialista ya han dejado claro que bajo ningún concepto están dispuestos a evaluar, ni mucho menos a aplicar, esta idea. Muy edificante.

Las propuestas de CiU no parecen descabelladas: Piden modificar la ley para incrementar las cuantías inembargables de salario, sueldo, pensión, retribución o su equivalente de los deudores que no puedan hacer frente a la hipoteca, y que se tengan en cuenta aspectos como el número de hijos de la unidad familiar. Otras propuestas  se refieren a fomentar la mediación entre banca y familias en caso de impago para evitar desahucios, con fórmulas como permanecer en alquiler pese a perder la propiedad del piso.

Al final, van a tener razón los que dicen que Josep Andoni Duran i Lleida sería un buen ministro para el Gobierno de España…

Yo tengo 26 años y vivo de alquiler. Ni tengo casa ni la espero. No soy un experto en economía, y todo lo que sé en este terreno se debe a las conversaciones que mantengo habitualmente con mis amigos. Muchos de ellos, economistas. Un buen grupo, empleados de banca.

Tal era mi desconocimiento que siempre había pensado que cuando uno no podía pagar la hipoteca, le embargaban la casa y a otra cosa… Mi sorpresa fue mayúscula cuando descubrí que no, que a partir de ahí comienza lo difícil. No tienes casa pero además debes dinero al banco. Mejor que yo lo explica Forges en la viñeta.

Y es que, algunos nunca pierden.

Estoy de acuerdo en que las condiciones están preestablecidas. Quien no quiera, que no firme. Pero aún así, ¿y la responsabilidad de los bancos? Si muchos han vivido por encima de sus posibilidades ha sido por la persimibilidad de las entidades financieras. De esas lluvias, estos lodos. Su trabajo es el de asesorar al cliente, valorar los riesgos y asumir las pérdidas. Ahora bien, cuando la banca peligra, el Papá-Estado acude al rescate. Con el dinero de todos.

Un poco injusto, ¿no?

Forges

Forges ya lo dijo.

Tendré hijos, está decidido. Aunque todavía no he pensado en los nombres, se apellidarán, muy probablemente, Díaz García. El apellido de la madre primero, por llevar la contraria.

Es una decisión personal. No lo he hablado con mi novia, pero teniendo en cuenta su gusto por la lógica y su cuidado exquisito con el lenguaje, estoy seguro de que utilizar el orden alfabético para establecer los apellidos de nuestros hijos va a ser una opción que le satisfaga…

Obviamente, estoy bromeando. Hago caricatura de la última CHORRADA, y pido disculpas por manifestarme en estos términos, que se está debatiendo en los medios de comunicación.

Parece que solo en el o,27 por ciento de los casos, los padres optan por poner delante el apellido materno. Decía esta semana la presidenta de la Comunidad de Madrid que si sale adelante la propuesta del Gobierno, en el futuro habrá muchos Aguirres y pocos Zapateros. Muy ocurrente Esperanza.

Seguro que ya conocéis la iniciativa que pretende modificar la Ley de Registro Civil que está vigente en España desde 1957. No entraré en detalles.

Para la oposición, se trata de le enésima cortina de humo del Ejecutivo central para no hablar de problemas realmente importantes. Insisto: OTRA CHORRADA.

Que existan dificultades más relevantes no quiere decir que la Administración no tenga que seguir legislando en todo aquello que le atañe. Habrá que seguir trabajando, digo yo… ¿O nos quedamos parados a la espera de una intervención divina? Ahora que lo pienso: ¡La llegada del Papa a nuestro país puede ayudar!

En fin, que tampoco veo al Partido Popular muy interesado en hablar, en presentar alternativas, en debatir sobre asuntos determinantes para España.

Para qué vamos a hablar del paro, de la reforma del sistema educativo, de la investigación y el desarrollo, de la burbuja inmobiliaria o, que sé yo… ¡de la corrupción!

Mejor hablamos de los apellidos.

Por cierto, ¿para qué sirven? ¿Alguien lo sabe? Pura burocraria, me temo. Al único que le va a servir su apellido en los tiempos que corren es a un tal Felipe. Borbón, para más señas…

Igual todo esto es el primer paso para alcanzar la III República. De ahí el interés de los socialistas, ¡claro! Y eso que no. Creo que me estoy yendo por las ramas e imaginando conspiraciones.

¡País!