Posts etiquetados ‘Periodista’

La cantidad de periodistas en el mundo es inversamente proporcional a las posibilidades de trabajar dignamente como uno de ellos. Cientos de veces oímos eso que nos hace seguir adelante, mantenemos la esperanza de poder hacer algún día lo que queremos, y lo que sabemos que podemos hace bien. Lo cierto es que más allá de una preparación profesional, el mundo no siempre te recibirá con los brazos abiertos, y luchar por tus sueños requiere de mucho más que fuerza de voluntad. Nacho, es el vivo ejemplo de ello.

Dirección+Producción+Montaje: Charlie Nelson Moreno
Guión: Charlie Nelson Moreno y José Ignacio Chaparro
Fotografía: Charlie Nelson Moreno y Rubén Esperanza
Narración+Interpretación: José Ignacio Chaparro
Coloring+Audio Operador: Andrés Scarioni

El corto que propicia esta entrada es tan bueno y tan sumamente triste que necesita pocos comentarios. Sólo me permito una reflexión al respecto: ¿Quién no se ha sentido así alguna vez en su vida? Que conste que no hablo solamente de periodistas, sino de cualquiera que tenga un sueño, una ilusión, una vocación a la que quiere dedicar su tiempo. ¿Haces algo para salir de la espiral? Va siendo hora.

Anuncios

El paro es uno de los mayores problemas de España, creo que todos estaremos de acuerdo. Y no ahora, que estamos en crisis. Viene de lejos y es algo endémico en la economía de nuestro país.

Durante los últimos dos años y medio he tenido una cita mensual obligatoria: El repaso a las cifras del desempleo, la EPA, el paro registrado, las reacciones de los sindicatos y de los distintos partidos políticos.

Casi siempre, malas noticias. Mi obsesión a lo largo de este tiempo ha sido poner cara a estas personas. No olvidarme de ninguna de ellas. He intentado tenerlas en mi memoria cuando trabajaba una información de este tipo.

La Encuesta de Población Activa de este primer trimestre de 2011 eleva a casi cinco millones el número de parados, y deja la tasa de paro en el 21 por ciento.

En unos minutos comienza la campaña electoral. Nos harán muchas promesas, pero desde hoy, yo soy otro problema más para el Estado, para el Gobierno de Cantabria, para los que ven brotes verdes a la crisis. Desde esta mañana, tras quince días de “vacaciones obligatorias”, soy un desempleado más. No tengo trabajo.

Hace poco conté a una amiga que según los datos del Observatorio de la FAPE, 3.600 trabajadores de los medios de comunicación han perdido su empleo desde el inicio de la crisis económica en nuestro país. Si tenemos en cuenta que todos los años salen de las facultades españolas 6.000 nuevos licenciados en Periodismo, es fácil hacerse a la idea de la situación que vive el sector.

Desde hoy, tres profesionales más nos sumamos a las listas del paro despedidos por Radio Altamira. Entre ellos, yo, como os estoy contando.

La dirección de la empresa, debido a su situación financiera, ha decidido prescindir de los Servicios Informativos.

Es “lógico”, si tenemos en cuenta que la de periodista era la tercera profesión peor valorada en España según un estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas, del CIS, realizado en el año 2006.

El primer puesto lo ocupaban los políticos, y el segundo, los curas. Y es que ya lo decía Walter Matthau en la película ‘Primera plana’ de Billy Wilder: “Cásese con un enterrador o con un verdugo, con quien sea, menos con un periodista”. Fue en 1976, pero sirve en nuestros días.

Pero estoy en paro, que no parado. Tengo muchas cosas que hacer, mucho que aprender, mucho que leer y que escribir, muchos proyectos por delante, mucha ilusión y mucha vocación.

También tengo la lógica frustación de no poder seguir desarrollando mi trabajo. Un trabajo que me apasiona, con el que disfruto. La frustración del que se siente orgulloso de estos dos años y medio en la radio y que comprueba como luchar por tus derechos te sitúa el primero en la lista de despidos.

Si me necesitáis, ya sabéis cómo encontrarme.

Pocas veces un blog ha tenido un nombre tan adecuado. Desastre diario, ni más ni menos. Puro estilo. Con este artículo haré sentir vergüenza a su autor, pero me da igual, en eso consiste. Que pase un mal rato, pero que le conozcan.

Miguel Ángel Chica García, periodista, 26 años. Míguel, con acento en la i para los muy amigos. Jienense orgulloso, inteligente, tímido, caótico, madridista y poeta. Vive del aire que respira, del whisky que bebe y del tabaco que fuma.

Y escribe, escribe muy bien. Hasta ahora, tenía la mala costumbre de no compartirlo. Ahora, quiero sentir que tengo cierta responsabilidad en que haya decidido dejarnos leer las letras que salen de su cabeza.

Empieza así:

Desastre nº 1

Y bueno. Que la cosa no anda bien ya nadie lo niega. Pero, ¿podría ser peor? Sí. La existencia de este blog es la prueba de ello. Es probable que todo quede en nada, y que nadie lea estas líneas más allá del autor de las mismas. También es posible que el engendro salga a la luz. No me gustan las presentaciones. No pienso hacer una declaración de intenciones. No quiero empezar a mentir tan pronto. Aquí se escribirá. Y eso es todo.

No prometo nada.

Pues no promete nada, pero nos dará mucho. No puedo hacer otra cosa que recomendároslo a todos. Os va a gustar. Y si no, me responsabilizo. Para algo es un amigo. Ánimo, Míguel. Y no me retires la palabra.