Posts etiquetados ‘Miguel Ángel Revilla’

Pocos de nosotros soportamos la hemeroteca. Cualquier personaje público con una carrera más o menos dilatada sufriría ante el análisis de sus declaraciones en tiempos pasados. La información se recicla, y la sensación de vivir en un déjà vu constante se convierte a veces en obsesión.

Cuando trabajaba en el Gabinete de Prensa del Gobierno de Cantabria tuve que dedicar una semana de mi tiempo a investigar en la biblioteca. Mi tarea entonces consistía en encontrar en los archivos de la prensa regional unas supuestas declaraciones del Presidente Miguel Ángel Revilla sobre el Pantano del Ebro.

El líder regionalista estaba a punto de inaugurar el bitrasvase del Ebro-Besaya, y quería demostrar en su discurso que él ya había reivindicado la importancia de esa infraestructura hacía más de veinte años.

No contaba con una indicación temporal exacta, por lo que me repasé TODOS los periódicos de la época de arriba a abajo. Me leí en una semana el equivalente a un año, y aunque encontré alguna que otra mención al tema, no unas declaraciones tan rotundas como las que me exigían.

De todas formas, lo recuerdo como una experiencia positiva, que me permitió conocer mucho sobre la historia de Cantabria, al menos, en el terreno político. Soy joven, y el repaso a la hemeroteca me proporcionó una visión más amplia sobre los personajes que nos gobiernan.

Muchos de ellos ya estaban entonces. Tal vez no con las mismas siglas o con los mismos argumentos, pero estaban. Ocupaban su espacio en la vida pública de nuestra región y lo mantienen décadas después.

Hoy he recordado esta anécdota después de leer en la web de Radio Televisión Española que una portada de Diario YA adelantaba los principales asuntos de interés de esta jornada.

El 7 de abril de 1974 ya era noticia Libia, y el coronel Gadafi centraba la atención dentro de la actualidad internacional. En nuestro país, se debatía sobre los nuevos límites de velocidad en las carreteras, preocupaba el derroche energético y la situacion de la economía era crítica.

Los periodistas nos pasamos la vida hablando de momentos históricos, noticias para recordar y hechos que cambiarán el mundo, y luego resulta que todo ha pasado anteriormente. Por algo suelen decir que los que no conocen su historia están condenados a repetirla.

Anuncios

Os voy a hablar de una no-noticia. Como sabéis, ayer, 28 de febrero, se celebró el Día de Andalucía. Hasta aquí, bien. Hoy, un periódico regional, el Aquí Diario Cantabria, ha recogido los actos programados en el Centro Andaluz de Santander para conmemorar esta efeméride.

No me canso de repetir que las elecciones están cerca. Hasta el 22 de mayo, a ojos de los políticos, allí donde haya un grupo de más de diez personas, existe la posibilidad de pescar votos.

Pues bien, no sé si por este motivo, pero Aquí Diario ha decidido titular esta no-noticia que nos ocupa con un “Revilla y Mediavilla celebran el Día de Andalucía”. Meeeec. Primer error.

En la foto, muy folclórica ella, aparece el Presidente de Cantabria rodeado de un grupo de mujeres vestidas de sevillanas. Ni rastro de Vicente Mediavilla, consejero de Presidencia y Justicia. Sobre todo porque, según me han asegurado, este último no apareció.

Cierto que su presencia estaba anunciada, pero la agenda manda. Un error cometido, supongo, porque ningún redactor de este diario se desplazó a cubrir el evento. Tampoco sé si habría un fotográfo, dado que la imagen no aparece firmada y podría tratarse simplemente de un trabajo del Gabinete de Prensa del Gobierno, que cubre los actos en los que participa el Jefe del Ejecutivo autonómico.

No quiero ser cruel, sobre todo porque la situación de los medios de comunicación en Cantabria no está como para tirar cohetes, hay que dosificar esfuerzos y optimizar los recursos disponibles.

Lo cómico viene a partir de aquí. La no-noticia tiene aproximadamente veinte líneas. En las cinco primeras se explica que Miguel Ángel Revilla y Vicente Mediavilla, como he dicho antes, asistieron a los actos organizados por el Centro Andaluz de Santander con motivo del Día de Andalucía. El resto, puro absurdo, con unas pequeñas gotas de folclore regional:

El Día de Andalucía se celebra todos los años el 28 de febrero para conmemorar el referéndum del año 1980, que dio autonomía plena a la comunidad andaluza. En muchos pueblos y ciudades se decoran los balcones, donde se cuelga la bandera de Andalucía en las rejas y se celebran concursos de patios andaluces, entre otros. En los colegios andaluces el 28 de febrero no es lectivo, pero durante el día anterior es conmemorado con la toma de un desayuno andaluz, generalmente a base de pan con aceite de oliva, se realizan varias actividades tanto a nivel de aula como de centro y se canta el Himno de Andalucía.

Es literal, en serio. En concreto, literalmente copiado de Intenet. No me puedo aguantar la risa: Se cuelgan banderas de Andalucía ¿en las rejas?, se celebran concursos de balcones andaluces ¿entre otros? y en los colegios, los niños toman desayunos andaluces y cantan el Himno andaluz, valga la redundancia, que se suele decir.

A alguien le funcionó demasiado bien Wikipedia y el corta y pega le quedó de lo más curioso. Muy folclórico todo. Hecho en falta un “Andalucía y olé” para cerrar la no-noticia… Pues no tienen pocos tópicos encima los andaluces como para hacer un texto de lo más simpático… ¡Si ni siquiera han hablado de Lepe!

Que conste que si escribo esto es porque el texto no va firmado. No quiero ofender a nadie. Mis respetos para los trabajadores de este medio de no-comunicación pero, igual es que hacer un periódico con una plantilla reducida, con unas condiciones laborales cuestionables y un ERE a sus espaldas se deja notar en la calidad. Digo yo.

****ACTUALIZACIÓN: Supongo que he herido sensibilidades. He recibido un correo MUY DESAGRADABLE insultándome a consecuencia de este post. El autor/a del mismo debería de tener un poco más de respeto. Yo no he querido humillar a nadie, pero, ¿está copiado o no está copiado? En lo sucesivo, que modere su lenguaje. Identificar una IP es muy sencillo.

El futuro del RacingPues ya esta aquí, ya no hay duda. Se acabó el escepticismo y la incertidumbre. Está confirmado. Lo he visto con mis propios ojos. El Racing tiene nuevo dueño.

Ahsan Alí Syed llegó esta mañana a Santander, firmó lo que tenía que firmar, y el lunes estará en el palco de El Sardinero presidiendo el partido que jugaremos contra el Valencia.

Han sido casi diez días de confusión, de informaciones cruzadas, de dudas y de misterio. Este empresario indio es un gran desconocido, no solo en Cantabria. Finalmente, parece que ha pasado todos los filtros financieros necesarios y desde hoy mismo escribe una nueva página en la historia de nuestro club. Su club.

Llega con avión privado, con un equipo de seguridad importante y esperemos que con dinero. De momento, se ha hecho con el 80 por ciento de las acciones y se hará cargo de la deuda que el Racing tiene con la Agencia Tributaria. También hará frente al crédito participativo que mantenía el Gobierno de Cantabria a través de la empresa pública CANTUR y promete fichajes.

Bueno, en realidad, durante la rueda de prensa multitudinaria que ha dado hoy en el antepalco de los Campos de Sport, lo que ha dicho es que no es un hombre de promesas, que le gustan las realidades. Todos hablan de Nicola Zigic. Probablemente, habrá más incorporaciones. Estamos a la expectativa.

Lo que está claro es que se abre una nueva etapa, diferente a todo lo que hemos vivido hasta el momento en Santander. Si se confirma la solvencia económica y la gestión eficaz, habrá hecho más por nuestro equipo que el 99 por ciento de los dueños anteriores. No estamos acostumbrados a vivir sin aprietos, y eso puedo suponer un alivio importante que nos haga pensar en cotas mayores. En el futuro, no podremos conformarnos con la salvación. Habrá que aprender a ser ambiciosos.

La afición racinguista ha vivido angustiada durante la última semana. Por fin conocíamos la situación económica real del club. Las deudas, los pagarés, el riesgo de quiebra. El aire de misterio que ha rodeado a la venta del equipo no ha hecho más que empeorar las cosas. He visto a los aficionados escépticos, preocupados. No se acaban de creer nada.

Es más, todavía desconfían. Hoy han podido ver a Mister Alí. Han conocido al propietario, que se ha reunido con una representación de las peñas. Está aquí, que ya es algo. Pero aún con todo, la afición del Racing teme, siempre teme. ¿Un nuevo Piterman? Por aquí ya hemos vivido desembarcos parecidos que nos llevaron a correr serio peligro, y eso nos hace ser recelosos.

Es una buena oportunidad, hasta que se demuestre lo contrario, de tener confianza, esperanza e ilusión. Reconozco que escribo con precaución, con sumo cuidado. Habrá que ver los próximos pasos de este magnate indio que se ha convertido en nuestro mecenas. Una desconfianza que probablemente llevamos en los genes, es cierto.

He leído, he oído y he visto muchas tonterías durante los últimos días. Si el nuevo dueño fuera un constructor de nuestro país, seguramente hubiera recibido menos críticas que Alí Syed. Desgraciadamente el conservadurismo y el miedo a lo desconocido han vuelto a aparecer.

Muchos dicen: “Tiene intereses empresariales. Algo busca”. Por supuesto. Igual que todos los propietarios anteriores que nos han llevado a la ruina. ¿Uno más? Tal vez. No tenemos más remedio que fiarnos del Gobierno de Cantabria, que ha sido el encargado de analizar la operación y de acreditar su solvencia. Hoy he visto a Miguel Ángel Revilla sonriente, agasajando al recién llegado.

La foto que hoy puede ser un tanto a su favor, mañana puede convertirse en un lastre. Cada uno arriesga lo que quiere. Los racinguistas, sin embargo, no podemos hacer otra cosa que fiar nuestro presente y nuestro futuro más cercano a lo que decida Mister Alí. Eso o la ruina, claro.

La presentación de Alí Syed ha sido uno de los acontecimientos médiaticos del año en Cantabria. Casi un centenar de periodistas nos hemos mordido las uñas durante más de dos horas de espera. Nervios, tensión y escepticismo.

En las distancias cortas, el empresario ha transmitido una buena impresión. Le encantan las fotos. No ha parado de sonreír, de saludar, de prestarse a todas las poses que le han pedido los compañeros de la prensa gráfica. Un breve discurso en inglés y la negativa a responder preguntas hasta después del partido del lunes.

Me muero de ganas por ver como se comporta la grada en el encuentro frente al Valencia. Un duelo entre el escepticismo y la ilusión. Así están las cosas.

EleccionesEsta semana ha sido más dura de lo que esperaba. La verdad es que me está costando cambiar de año. Tengo de sensación de que estamos viviendo una calma tensa, a la espera de que ocurra lo peor. El cielo azul, el viento sur y las temperaturas que estamos disfrutando en los últimos días en Cantabria tampoco ayudan, no presagian nada bueno. Después, solo puede venir la tormenta. Eso, o la campaña electoral, claro.

Y es que la actividad política de la región parece estar en punto muerto. Los candidatos a presidentes de su Junta Vecinal, los aspirantes a alcaldes, los cabezas de cartel en las próximas elecciones autonómicas… están en sus cuarteles de invierno, contando y recontando a los suyos, analizando encuestas, preparando iniciativas brillantes (y desastrosas, me temo…), en los tacos de salida, preparados para una carrera que va a ser larga.

Ya hemos tenido algunas escaramuzas, algunos cruces de declaraciones, sondeos para todos los gustos, vallas publicitarias fuera de temporada y también alguna que otra inauguración sospechosa. Nada nuevo, por otra parte. Eso sí, aunque parezca primavera, estamos a 15 de enero. Es decir, ¡¡faltan 127 días para las elecciones!!

Los tres grandes partidos que cuentan con representación parlamentaria en Cantabria, —Partido Popular, Partido Regionalista y Partido Socialista–, tienen estrategias muy distintas.

El PP, por ejemplo, sólo aspira a la mayoría absoluta. Está esperando la revancha desde el día en el que perdió el Gobierno regional. Indignado desde entonces, de mal humor porque considera que le han robado algo que le pertenece. En una campaña electoral continua. Pueden llegar exhaustos al 22 de mayo, después de 8 años de dura y solitaria oposición.

El PSC-PSOE, por su parte, está escondido. Supongo que esperando a que pase la crisis… La candidata socialista y vicepresidenta regional está de gira por los pueblos de Cantabria, inaugurando obritas que ha realizado en los últimos años la Dirección General de Administración Local. No parece mucho bagaje. Hace semanas que no se la ve por la sala de prensa del Gobierno, y teniendo en cuenta que es la portavoz del Ejecutivo, no parece una decisión muy recomendable. Esta semana consiguió una portada: ¡Estaba en Bruselas!

Y acabamos con el PRC, que desde que ha descubierto la política 2.0, hay que estar muy atentos a lo que sus representantes dicen a través de sus blogs o videoblogs. Ya sabéis que el hit en cuanto a villancicos se refiere pertenece a Miguel Ángel Revilla y a Benito Díaz con su ‘Belén en la Collada’. Después de estas navidades, Revilla puede decir que es aún más conocido en España. (¿?)

A falta de cuatro meses, nos queda mucho por oír. El Ejecutivo regional parece que ha decidido paralizar su acción. Están más preocupados por tomar posiciones y por rectificar todo aquello que les pueda restar en las urnas. Esta semana hemos tenido tres ejemplos: La paralización de la Ley de Montes, la supresión del PSIR del Bojar, y la modificación de la Ley de Suelo para facilitar las indemnizaciones a los afectados por sentencias firmes de derribo.

Todo un ejemplo de incoherencia política, después de meses defendiendo sus propuestas. Últimamente cuesta encontrar un acuerdo en el Consejo de Gobierno que pueda acaparar la atención mediática.

Queda mucho por ver y por oír. Habrá que sacar el paraguas.

Os pongo en situación. Hace unos días tuve que acudir a la presentación del libro Revilla. Políticamente incorrecto’. Se trata de una biografía “no desautorizada” del Presidente de Cantabria, escrita por Virginia Drake.

Lo de “no desautorizada” va entre comillas porque así la definió el propio líder regionalista. Dice que él no pidió que se escribiera, pero colaboró con la autora para facilitarle el trabajo. Durante unos meses, Drake ha viajado con Revilla, han conversado durante horas y le ha permitido el acceso a su círculo familiar.

Lo gracioso de este asunto es que el Jefe del Ejecutivo cántabro no acudió al evento que organizó la editoral para presentar el libro en Santander, y vuelvo a las palabras textuales, “porque se ha sentido abrumado ante la expectación creada en los medios”. (¿?).

Esto último lo dijo Virgina Drake, que es una periodista madrileña que confiesa que antes de empezar el libro, no conocía a Miguel Ángel Revilla más que de sus intervenciones televisivas en algunos medios nacionales. Supongo que pensaba que los presentes tampoco lo conocíamos, si no, no me lo explico. ¿Revilla abrumado ante los medios de comunicación? Creo que la autora ha sufrido el ‘Síndrome de Estocolmo’.

En fin, que a la presentación no fue, pero que conste que ya hay convocado algún acto que otro para que Miguel Ángel Revilla firme los libros a sus seguidores. Sin ir más lejos, en la sección de ¿literatura? de El Corte Inglés ‘Bahía de Santander’.

Yo, que soy un profesional como la copa de un pino o un masoca de cuidado, me propuse leerlo y escribir una crítica aquí, en Ideas Efímeras, el pasado domingo, haciéndolo coincidir con el Décimo Congreso Regional del PRC. Como podéis comprobar, ya que es jueves, no lo he conseguido.

Seguro que os preguntáis si no tengo nada mejor que hacer. Pues la respuesta, obviamente, es que sí. Podría estar horas mirando al techo, rascándome la barriga o golpeando una pelota de tenis contra la pared. Planes todos ellos, de lo más apasionantes, pero me gusta torturarme, qué le voy a hacer…

He llegado a la página 235. Teniendo en cuenta que son, aproximadamente, 470, estoy en la mitad del éxito literario que nos ocupa. Y me planto, tengo suficiente. Uno es tonto, pero hasta un límite. La cantidad de anécdotas, chascarrillos, exageraciones y elementos repetidos es tal, que creo que me puede servir para hacerme una idea.

Que si las anchoas, que si el taxi a La Moncloa, que si el Rey, que si la primera vez que bajó a Santander fue para ver a Franco, que si Miguel Ángel Revilla es el padre, la madre y el espíritu santo de la autonomía de Cantabria… El que lo quiera leer, que se ahorre los ¡22 euros! que cuesta. Yo se lo presto. He intentado quemarlo, pero no prende bien porque la cubierta está plastificada y, además, no hay motivo para contribuir al calentamiento global…

Hasta aquí la crítica literaria, ahora comienza la crítica política.

Como os decía al principio, este fin de semana se celebró el Congreso Regional del PRC. Para los no iniciados en Cantabria, (que haberlos, haylos), os diré que fue un éxito rotundo. De público y de resultado, como se suele decir en estos casos. Miguel Ángel Revilla fue reelegido secretario general (va por los veintitantos años…), repetirá como candidato en las próximas elecciones autonómicas (aunque dijo hace cuatro años que no se volvería a presentar…), y, quizá lo más novedoso: los regionalistas se presentarán a las próximas elecciones generales.

Las ponencias fueron refrendadas con el 99% de los votos entre casi 1.000 asistentes. El 1% restante no son díscolos, tranquilos. Supongo que saldrían a tomar un café. Y estos resultados son una de las razones que me hacen compartir una opinión que escuchaba esta semana a un diputado del PP.

Dijo que el PRC no es un partido, es un club de fans. Una definición bastante acertada, que se contextualiza con una de las frases que pronunció Miguel Ángel Revilla durante su discurso: “Soy IMPRESCINDIBLE“. Si esto no es POLÍTICAMENTE INCORRECTO, que venga dios y lo vea, ¿no?

Revilla en estado puro, y no es un chiste fácil, lo prometo.

Después de las ponencias, las votaciones y los discursos, los regionalistas de bien se dirigieron a su tradicional comida de Navidad en el Hotel Bahía. Un acto organizado por Aurora Díaz, la Primera Dama. Otro éxito, ya que, según cuentan las crónicas, más de 200 personas se tuvieron que ir a casa sin comer por falta de espacio.

Ahí suele ser donde Miguel Ángel Revilla compite con Fidel Castro para ver quién da el discurso más largo del año. Ha llegado a hablar cerca de cuatro horas, pero supongo que, una vez retirado el comandante, el líder regionalista ha perdido la motivación. O tal vez se reserve para las elecciones, no sé. En esta ocasión, una hora monda y lironda.

A los postres,  el Presidente de Cantabria tuvo unas palabras para los periodistas allí presentes. No muy amables, por cierto. Decidió humillar y ridiculizar a dos compañeros de EL MUNDO CANTABRIA, un medio no afín al regionalismo.

Los compañeros, dos profesionales que cubrían el Congreso del PRC por obligación, (porque supongo que tengan cosas más interesantes que hacer los domingos por la tarde), fueron abucheados por los asistentes y tuvieron que pasar un mal rato. Aunque su medio ya ha editorializado sobre el asunto, aprovecho para solidarizarme con ellos. Podéis leer más detalles aquí, y os dejo el audio, cortesía de… ¿Wikileaks?

Ya os decía que el Partido Regionalista se comporta en ocasiones como un club de fans, y aquí tenéis la muestra. Por cierto, que en la comida del PRC se vendía la biografía “no desautorizada” de Miguel Ángel Revilla, que estuvo firmando autógrafos a los asistentes. Un éxito de ventas, seguro.