Perdemos todos

Publicado: 7 noviembre, 2011 en Comunicación, Política
Etiquetas:, , , , , ,

El debate 2011

Mi abuela, de 89 años, una lucidez aplastante y votante socialista desde que la dejaron participar en unas elecciones democráticas me dijo el otro día, muy seria, mientras veíamos el Telediario: “Rubalcaba es muy viejo para ser Presidente del Gobierno. Lleva mucho tiempo en política y la gente le conoce demasiado”. Una reflexión irrevocable, visto lo visto.

Desde que Zapatero decidió inmolarse “por el bien de España”, según sus propias palabras, el PSOE apostó únicamente por salvar los muebles, con escaso éxito. Con la lógica del que se sabe perdedor, sus dirigentes cedieron el bastón de mando a un Rubalcaba que en las últimas dos legislaturas ha sido portavoz parlamentario, ministro del Interior y vicepresidente. A esas responsabilidades de Gobierno hay que sumar las que acumuló en los ejecutivos de Felipe González.

Demasiada historia a sus espaldas. El candidato socialista se ha ganado a lo largo de su trayectoria política una fama de negociador experto, hábil y taimado. Rubalcaba comunica bien, mide sus palabras y tiene argumentos de sobra para afrontar con garantías un debate televisivo. Salvo hoy. Acostumbra a sorprender a sus adversarios políticos con un as en la manga, pero en esta ocasión, sus comodines no han funcionado.

Un personaje como él, con detractores poderosos y con un pasado político muy recurrente, no puede presentarse ahora como el aire fresco que buscan los españoles, como el cambio que reclama el país, como la única esperanza de la izquierda. Rubalcaba afronta el último tramo de su carrera política con las cartas marcadas, con una derrota electoral que él mismo da por segura, y con una militancia socialista que se ha rendido hace tiempo.

El debate que se ha celebrado esta noche en televisión no sirve para nada. Es más de lo mismo. Desde que se confirmó oficialmente la confrontación de los dos únicos representantes políticos que pueden llegar a La Moncloa el próximo 20-N, los medios de comunicación insisten en destacar el despliegue mediático que se ha producido. El número de periodistas acreditados, los asesores, el coste de la realización, el reparto de minutos, los temas a discutir. También se hablará de audiencias.

Nada. Todo humo. Un entretenimiento innecesario. El impacto de este debate entre los votantes será ínfimo. Los problemas de España son los mismos. Ningún candidato con opciones reales nos ofrece soluciones. Si soy sincero, creo que tampoco las aportan los que no tienen posibilidades de influir en el Congreso de los Diputados. El panorama es desolador.

Mariano Rajoy conseguirá en unos días un resultado histórico para su partido, que acumulará todo el poder institucional con una oferta pírrica. Una oposición de perfil bajo, una campaña sin grandes errores y el harakiri socialista llevarán al gallego hasta el ansiado Gobierno. ¿Después? La incógnita más absoluta. La conclusión es que perdemos todos.

Anuncios
comentarios
  1. Iñi dice:

    Debate lineal, sin tocar los temas calientes, demasiados pactos antes del debate. Gürtel, ETA, etc, etc, etc.

  2. Ana Belén García dice:

    Es curioso ver como sólo se puede criticar a Rubalcaba (que fue el que dijo algo), ya que el futuro presidente de España se mantuvo (como siempre) en las trincheras para no meter la pata, porque si pierde estas elecciones ya sería algo más que una derrota, se podría hablar de la incompetencia más absoluta. Lo vamos a pasar muy muy mal, con lo que nos viene encima.

  3. ¡Gracias por participar!

    El debate no fue ni ético ni estético. Dieron de lado temas que les perjudican a los dos, como la corrupción, que crece en ambos partidos. Con la que está cayendo, que no se hable del caso ‘Gürtel’, de ‘Palmarena’, del caso ‘Campeón’, del Palau de la Música… Y luego somos los ciudadanos los que tenemos que sufrir sus medidas de austeridad. ¡Es increíble!

    ¿Y qué me decís de Europa? Apenas una breve reseña, cuando ‘de facto’ la que impone la política económica es Angela Merkel desde Alemania. Han caído Grecia, Irlanda, Portugal, e Italia está al borde de ser rescatada. ¿Y nosotros? Como los mercados aprieten un poco más, somos los siguientes. ¿Y de qué nos va a servir tener a Rajoy o a Rubalcaba de presidentes?

    La situación del País Vasco tras el comunicado de ETA parece un asunto que se sacó del debate deliberadamente, para no dar presencia a la izquierda abertzale en campaña.

    Nada del 15-M, de las manifestaciones, de los indignados, del hartazgo de la población. Se les olvidó comentar, a ellos que tanto les gustan las encuestas y este tipo de datos, que los políticos son el tercer problema de España.

    Pocas propuestas, pocas respuestas, pocas sorpresas. Previsible totalmente.

    Y como decía, tampoco fue estético. Tantos asesores para que aparecieran maquillados de color naranja, con la papada caída, miles de tics, leyendo tarjetas y enseñando gráficos absurdos.

    Por la parte que me toca, también me sorprende especialmente que el debate, (único en campaña, recuerdo), tenga que organizarlo la Academia de Televisión y lo presente un periodista semiretirado, que no puede preguntar ni dirigir la conversación. Ejerce de árbitro “neutral” en un territorio “neutral” y con la escaleta pactada por los ‘gurús’ de ambos partidos.

    ¿Para qué sirve la televisión pública? ¿Para que los grandes partidos impongan sus contenidos exclusivamente? Hay profesionales en RTVE que habrían evitado que el debate pareciera a ratos Eurovisión, a ratos Sálvame. Pepa Bueno o Ana Pastor lo hubieran hecho mejor.

    Un auténtico despropósito, la verdad.

  4. aderojas dice:

    La verdad es que los debates son como los mítines: un canal más para soltar el discurso. Necesitamos urgentemente una regeneración de partidos, políticos y sistema para meter volver a tener una democracia en la que contemos y participemos todos, pero de verdad.

  5. Os recomiendo que leáis con atención este artículo de El Confidencial firmado por Carlos Fonseca que explica de una manera muy coherente lo que fue el debate del otro día:

    De debates, políticos, periodistas y correveidiles

    http://www.elconfidencial.com/opinion/tirando-a-dar/2011/11/12/de-debates-politicos-periodistas-y-correveidiles–8241/

  6. ¿Rajoy o Rubalcaba? Parece que no hay más opciones. De hecho, parece que solo hay una: salen del gobierno los malos, entran los pésimos. Ya hemos pasado unos años duros, ¿todavía puede ir a peor?

    ¿Para cuándo una reforma de la Ley Electoral? No les interesa, está claro. Los unos se desgastan en el poder y entran los otros a sustituirlos hasta nuevo aviso. Y el resto, nos echamos a dormir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s